VerVer mapaArrastraIr a la web

Work, Sweet Work

Post work sweet work

¿Quién nos iba a decir que un día estaríamos todo el equipo trabajando en la oficina y que al día siguiente abriríamos diferentes sedes de la agencia en nuestras propias casas?

No fue nada fácil. Durante las primeras semanas de confinamiento, cada cual desde su mundo particular, tuvimos que compaginar el teletrabajo con el cuidado de niñes y mascotas, conexiones wifi que bueno, tenían sus días, ruidos de obras, noticias malas, peores, y regulares en la prensa… y Fernando Simón.

Y a pesar de todo, qué suerte la nuestra por haber podido seguir trabajando en todo momento. De hecho, lo cierto es que en los días más complejos el trabajo se convirtió, sin pretenderlo, en nuestro pequeño refugio, nuestra conexión con el mundo exterior. Trabajo y evasión, 2 en 1.

“Work, sweet work” habla del teletrabajo como refugio en un mundo paralizado por culpa de una pandemia global.

Post work sweet work ilustración

La verdad es que 2020 supuso un punto de inflexión importante en nuestras vidas. Por eso, porque con lo bueno y con lo malo ese año pasará a la historia, quisimos inmortalizar nuestra realidad compartida. Así que trabajamos con el ilustrador y amigo Gorka Olmo, quien supo captar a la perfección nuestra particular guarida, ese work, sweet work.

¡Y nos vinimos arriba! Así que encargamos una pequeña tirada de merchan (totes, camis y cuadernos) de Worköholics que repartimos entre clientes, familia y colegas.